Sagua la Grande, Majestuosa arquitectura

image_pdfimage_print

La fundación de Sagua la Grande se remonta a 1812, año en que sus primeros pobladores comenzaron a asentarse en las márgenes del río de igual nombre. Sagua —“cagua” en lengua aborigen— quiere decir “lugar de muchas aguas” y hace honor a las impresionantes crecidas del “Undoso”, río que dotó a esta tierra de su excepcional fertilidad.

El Sagua la Grande, tercer río en extensión del país —conocido como el “Undoso”, vocablo que describe su posesión de excéntricos meandros— acaricia a su paso la provincia de Villa Clara para abrirse al mar, al este del poblado costero de Isabela de Sagua.

El puente El Triunfo deslumbra en el panorama de la ciudad en el año 1905. Su majestuosidad y nobleza lo catapultaron directamente como su principal símbolo.

El centro histórico urbano de Sagua (Monumento Nacional) no lo es solamente porque en él se concentra el patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad, sino porque es también el eje del comercio, la cultura y del intenso ir y venir de sus pobladores. El Parque Central se erige majestuoso como su núcleo, congregando a su alrededor edificaciones con estilos arquitectónicos que viajan desde el colonial, neoclásico, ecléctico, art déco, hasta el posmodernista.

Huelgas, enfrentamientos a injusticias en los diferentes períodos históricos constituyen elementos distintivos de la historia de Sagua la Grande, como grande la hace todo lo acontecido durante la huelga del 9 de abril de 1958. Con el llamado a través de la radio se iniciaron detonaciones de bombas, incendios, ocupación de armas y locales, acciones que no pudieron impedir el fracaso de la acción y la muerte de catorce valiosos jóvenes sagüeros. “Aunque aquel día se luchó en todo el país (…) no hay dudas de ninguna clase, de que en la historia de nuestra Revolución, aquel día, la ciudad de Sagua escribió una página imborrable de heroísmo”. Así evaluaba Fidel Castro Ruz el espíritu de esta tierra que inunda las calles y las almas de su gente.

“La Villa del Undoso”, “La Perla del Mar del Norte”, “La Máxima”, “La Magna”, “La más amada”, entre otros, han trascendido como sobrenombres otorgados a la bicentenaria urbe, el primero de los cuales ha perdurado en el tiempo.

CULTURA SAGÜERA: MATICES Y ENCANTOS

En la prosperidad económica de Sagua la Grande se ubica la génesis de un majestuoso patrimonio cultural, en el que se integran las más diversas expresiones y manifestaciones artísticas con las ciencias y las tradiciones, en las que sus pobladores destacan como centro y referente. Adivinanzas, leyendas, poesías, mitos y refranes trascienden entre realidad y fantasía popular.

Verdaderas joyas de la artesanía son el resultado de la genialidad de los artistas sagüeros: tejidos con hilo, bordado, metales, talla, muñequería, cerámica, ebanistería y pintura. En la arquitectura sobresale una marcada influencia académica que dota a sus edificaciones de sobriedad y elegancia. Algunas de ellas albergan sedes de importantes instituciones culturales, exponentes del sentido de pertenencia de los pobladores de la Villa.

Un añejo edificio con estilo ecléctico, matizado con vestigios de Art-Nouveau, alberga la galería de arte Wifredo Lam (1963), que ampara la promoción de los talentos profesionales de las artes plásticas en todas sus manifestaciones, en apacible y permanente diálogo con la vida y obra del célebre pintor sagüero y joya universal de la plástica Wifredo Lam y Castilla.

El museo de la música “Rodrigo Prats Llorens” atesora importantes piezas patrimoniales, pertenecientes a personalidades e instituciones musicales: partituras originales, documentos manuscritos, soportes fonográficos, instrumentos musicales, reproductores mecánicos, objetos históricos y fotografías de imprescindibles exponentes de la identidad musical cubana como el célebre flautista Ramón Solís Fernández, el violinista Mario Valdés Costa, los maestros Oriol Costa Sureda, Jaime Prats Estrada, Rodrigo Prats Llorens y Enrique González Mántici, así como de vocalistas de gran popularidad como Antonio Machín.

De Sagua emana la exquisitez y misticismo de su cultura popular. Son numerosas leyendas que enriquecen la espiritualidad de sus pobladores.

SAGUA LA GRANDE: LA PERSPECTIVA DE UN DESTINO TURÍSTICO

En la zona central de la provincia de Villa Clara, a 48 kilómetros de la capital provincial y a 17 de la costa norte, se ubica esta ciudad que emerge como uno de los destinos turísticos prometedores en la Isla. Es considerado el segundo asentamiento poblacional del territorio y son las industrias químicas y la sideromecánica el principal sustento de su economía.

Exhibe excelentes potencialidades capaces de hacer soñar a quienes lo elijan como destino turístico. A las excepcionalidades de su patrimonio cultural se suman otros atractivos como el Ojo del Mégano (Blue Hole), una singular cueva submarina con 70 metros de profundidad y espectaculares condiciones para el buceo, ubicada a 15 kilómetros al noroeste de cayo Bahía de Cádiz. Aquí es posible simultanear el buceo con la pesca a cordel y submarina gracias a la presencia de numerosas formaciones coralinas y llamativos cabezos, devenidos refugio de una gran variedad de especies marinas.

Otros escenarios ofrecen excelentes condiciones para la pesca. Cayo Cristo y Cayo Esquivel, que emergen pequeños y majestuosos al norte de Isabela de Sagua, se precian de contar con una excelente variedad de especies en fondos marinos en buen estado de conservación, de los que emergen espectaculares arrecifes coralinos como escenario ideal para disfrutar de visuales submarinas de alto estándar. Esquivel debuta como un exótico producto turístico en la zona, con las bondades de una marina y las exquisiteces de una peculiar oferta de restauración.

Para los que prefieren el azul del mar y el sol, cayo Piedra del Obispo atesora una playa en forma de concha abierta, ideal para satisfacer las pretensiones de exigentes bañistas. En tierra, la presa Alacranes alterna el disfrute de visuales encantadoras con las bondades de la pesca fluvial. El hotel Sagua y el Palacio Arenas constituyen verdaderas joyas arquitectónicas de inestimable valor.

Con sus historias de pescadores, la huella del tiempo y, pobladores que son la historia misma, Isabela de Sagua se erige como una parada obligada para aquellos a quienes la cocina del mar, las leyendas y las historias vivas constituyan ingredientes de una experiencia singular.

Inspira la naturaleza con su belleza real en Mogotes de Jumagua, reserva ecológica que constituye una unidad de paisaje única para el territorio central por las características de su relieve, en el que contrastan una llanura al norte de la cordillera con ocho elevaciones en forma de mogotes, totalmente aislados del resto de las alturas.

Sagua la Grande atesora en su historia una vocación de prosperidad.

SAGUA LA GRANDE: PROSPECTS OF A TRAVEL DESTINATION

Majestic Architecture

Sagua la Grande’s foundation dates back to 1812, when its first settlers began to build their houses by the riverbank. Sagua —“cagua” in native language— stands for “site with plenty of water” and refers to the impressive floods of “Undoso”, the river that gave this land its exceptional fertility.

In the central area of Villa Clara, 48 km away from the province’s capital and 17 km away from the north coast, this city stands out as one of the promising travel destinations on the island nation. It is described as the second settlement in the territory and its economy is mainly buttressed by chemical and iron, steel and heavy machinery industries.

This area features great potential to please those who choose it as their travel destination. Its exceptional cultural heritage is complemented by such appealing elements as Blue Hole (Ojo del Megano), a singular 70-meter-deep underwater cave with spectacular conditions to enjoy diving, located 15 km northwest of Bahia de Cadiz key, where visitors can either dive or fish surrounded by numerous coral reefs, which house a wide range of marine species.

Por MSc. Vivian Martínez de la Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *