Nuevas Rutas en el oriente cubano

image_pdfimage_print

El oriente cubano es un destino turístico con múltiples posibilidades para descubrir. Integrado por las provincias político–administrativas de Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Es un territorio muy accidentado, donde se manifiesta la mayor y más extensa topografía montañosa del archipiélago cubano. Sus favorables condiciones hidroclimáticas y la riqueza y endemismo de su flora y fauna, lo convierten en un privilegiado escenario de alto confort y bienestar para el desarrollo de la vida de la población y la actividad del hombre al aire libre.

El litoral al norte, este y sur de la región, se caracteriza por la existencia de numerosas playas, la mayoría de ellas vírgenes y reconocidas por la calidad de sus arenas, la belleza de sus paisajes y la cercanía a barreras coralinas y ecosistemas de plataforma, especiales para la práctica del buceo, la pesca y otras actividades náuticas. Los pobladores son alegres, hospitalarios y disfrutan del exclusivo don de saber compartir con cuantos le conocen.

Los Delegados del Ministerio de Turismo Onelkis Ferrer Kindelán, en Guantánamo; Ing. Marisol Rodríguez Correa, en Santiago de Cuba, y Eddy Santos González, en Holguín, describen las características de las rutas del cacao, el café y la de Cristóbal Colón.

GUANTÁNAMO-BARACOA

La Ruta del Cacao es uno de los incontables atractivos turísticos de Baracoa, región de Cuba especializada en el cultivo del fruto denominado por los aborígenes americanos elíxir de los dioses.

Porque Baracoa, además de Ciudad Paisaje y Villa Primada, fundada el 15 de agosto de 1511 por Diego Velázquez, es escenario de la manufactura de ese rubro; y hablar de cacao en el país es sinónimo de esta región oriental.

El punto de partida de la Ruta es un sendero turístico localizado en el cacahual de Duaba. Esa ruta está muy vinculada al turismo de naturaleza y tiene su punto de partida en un sendero turístico localizado en el cacahual de Duaba, cercano al Yunque de Baracoa, Monumento Nacional de la Naturaleza Cubana y de la playa de igual nombre por donde desembarcaron José y Antonio Maceo, Flor Crombet y los demás expedicionarios de la goleta Honor, el primero de abril de 1895.

El recorrido muestra la prevalencia de la misma estructura agroproductiva básica de las plantaciones primigenias fomentadas en Baracoa por emigrantes franceses. Encantos, descubrimientos y maravillas se van tejiendo a lo largo de la Ruta del Cacao, y entre ellos, sería delito de lesa omisión prescindir de Urbano Rodríguez, el Rey del Cacao, o del Chocolate, como él prefiere que lo distingan.

Como afirman los especialistas, el chocolate, esa sustancia agradablemente amarga, en nada se parece a la mazorca en la que se desarrollan los granos de cacao. Afirman que quienes consumen el chocolate tienen mayor elasticidad en las arterias  y por tanto una mejor circulación sanguínea.

La Ruta del Cacao, proyecto cubano en que participa de manera protagónica la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

SANTIAGO DE CUBA

Esta provincia tiene la dicha de poseer una singular joya arqueológica, ya que en su territorio fueron construidas
cientos de haciendas cafetaleras, que constituyeron los principales asentamientos de los emigrados franceses y sus esclavos, que llegaron a Cuba provenientes de Haití a partir de 1791.

En la actualidad, estas haciendas conforman un paisaje arqueológico de 171 ruinas, de ellas 32 en Guantánamo y 139 en Santiago de Cuba, declaradas Monumento Nacional en 1991, y proclamada por la UNESCO en el 2000 “Patrimonio Cultural de la Humanidad en la categoría de Paisaje Cultural”.

Ante la necesidad de aprovechar dicho patrimonio, los riquísimos antecedentes históricos, todo lo que simboliza para nacionales y foráneos el exótico placer de un buen trago de Café y la tradición cafetalera en nuestro país; la Delegación del MINTUR y la Agencia de Viajes ECOTUR, se propuso desarrollar una ruta relacionada con la introducción, desarrollo y fomento de esta actividad en Santiago de Cuba.

El producto Ruta del Café constituye una ruta gastronómica que abarca en su diseño actividades de diferentes modalidades turísticas, por lo que constituye a su vez un producto combinado. Dentro de las Modalidades que comprende se encuentran:
*Turismo de Naturaleza: turismo rural, ecoturismo y de aventura.
*Turismo Cultural: turismo arqueológico, turismo patrimonial, turismo histórico y de intercambio cultural.

El objetivo general es el desarrollo de un turismo sostenible, que genere fondos para la propia conservación del
patrimonio cafetalero evitando su abandono y destrucción y que fomente el desarrollo local.

Entre los objetivos de esta labor están incrementar la actividad turística en los Destinos de Santiago de Cuba y Guantánamo, potenciar la explotación racional para el turismo del patrimonio cafetalero existente, desarrollar un turismo responsable de naturaleza, historia y cultura y patrimonio en los destinos, e insertar a las poblaciones locales laboralmente activas con el empleo sistemático y consecuente de las posibilidades que dispone como fuerza de trabajo.

LA RUTA DE COLÓN

Se trata de una excursión terrestre de siete días y seis noches, que recrea la temática colombina e indistintamente puede tener su inicio en las ciudades de Holguín y Santiago de Cuba. Los recorridos que conforman la ruta, son presentados cronológicamente, según el orden en que fueron transcurriendo y apegados a la descripción presentada por Cristóbal Colón, en su diario de navegación durante su primer viaje por la costa de Cuba en 1492.

El diseño de la ruta como producto turístico, responde a la modalidad de circuitos, pero en este caso para recrear la visitación turística en aquellos sitios naturales terrestres y marinos, estrechamente vinculados con la geografía colombina, esta última, ampliamente evidenciada en los territorios de las actuales provincias de Holguín y Guantánamo, pues como expresaron en 2003 Miguel A. Esquivel Pérez y Cosme Casals Corella, en la introducción de su libro Cristóbal Colón en Holguín. 1492, el Gran Almirante recorrió la costa oriental de Cuba y en especial el tramo de costa de la actual provincia de Holguín en su primer viaje, desde el 28 de Octubre al 27 de Noviembre de 1492, luego navegando al este y bordeando toda la costa hasta la punta de Maisí, abandona el territorio nacional el 5 de Diciembre de 1492.

Todos los detalles de este recorrido quedaron recogidos en su diario de navegación. Este singular documento ha llegado hasta nuestros días por un resumen manuscrito que realizara Fray Bartolomé de las Casas y fuera trascrito y publicado por vez primera en 1825 por Martín Fernández de Navarrete.

La adopción de las primeras medidas para conservar y restaurar el escenario colombino y las ideas iniciales para su puesta en valor de uso turístico, ya cuentan con más de 30 años de nacidas, los proyectos de los Parques Nacionales Bariay y II Frente en 1984, coincidiendo con los territorios visitados por Colón, abrieron el camino en esta dirección.

Al calor de las tareas de la Comisión Nacional y Provincial Conmemorativa del Medio Milenio del Descubrimiento Mutuo de las Culturas del Viejo y el Nuevo Mundo, aquella visión estratégica se consolidó y modeló en la ordenación territorial de todo este espacio litoral.

En 1998, una vez creado el Grupo Gestor del Parque Cristóbal Colón perteneciente al Grupo de Turismo Gaviota S.A, al discutir en su seno la posible área que abarcaría este parque temático, se acordó que, por definición, alcanzaría todo el territorio descrito por el Almirante en el primer viaje que realizó a Cuba durante 1492. En este sentido la Ruta de Colón constituye un circuito de naturaleza, que materializa y reanima la vieja idea de transitar por los paisajes precolombinos como una opción turística destinada a revelar la historia de…la tierra más hermosa…El XI Evento Internacional de Turismo de Naturaleza en el Oriente Norte Holguín–Baracoa del 25 al 30 de septiembre de 2017 (TURNAT’2017), será el escenario propicio para el lanzamiento de este nuevo producto turístico del oriente cubano.

El programa de la ruta, organizado básicamente en recorridos terrestres en cada día de excursión, tiene como finalidad una vez concluida la travesía (camino a… o pasaje por…) llegar a sitios visitados, nombrados o descritos (río o puerto) por Cristóbal Colón, en su diario de navegación durante su primer viaje por la costa de Cuba en 1492.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *